Blog

¿Por qué elegir hormigón impreso para acabar una parcela?

Hormigón impreso

Existen infinidad de opciones y posibilidades a la hora de elegir los materiales para finalizar la  parcela de una vivienda con jardín. En función del tipo de acabado, se puede conseguir un tipo de estilo u otro; rústico, contemporáneo, mediterráneo, moderno o incluso clásico.

Actualmente, los materiales más elegidos suelen ser césped artificial o natural, pavimento con suelo antideslizante u hormigón impreso. Ésta última técnica que ha ganado popularidad en los últimos tiempos, se ha convertido en un material muy usado por su practicidad, para aquellos que buscan que la parcela esté en perfecto estado el máximo tiempo posible.
 

¿Qué es el hormigón impreso?

Es un tipo de suelo con superficie pigmentada y bajorrelieves. Se graba mientras está fresco, mediante molduras que simulan cualquier forma elegida, -adoquines, piedra, baldosas, pizarra u otras superficies-. Puede adquirir una gran gama de colores, texturas, patrones y posibilidades que permiten hacer suelos muy resistentes, llamativos y de gran duración. Al ser impermeable, es muy resistente frente a grasas, ácidos y aceites. En cuanto al mantenimiento, el hormigón impreso no requiere especial atención, únicamente necesita la aplicación de un sellador cada 2 o 3 años.



¿Qué superficie es apta para colocar hormigón impreso?

  • En caminos de acceso
  • Patios y jardines
  • Zonas de paso
  • Zonas de la piscina
  • Zonas de aparcamiento para vehículos

Actualmente, en todas las casas con parcela que se construyen en Monte y Mar, es posible elegir el acabado del interior y de la parcela. Recomendamos combinar varios tipos de materiales en los acabados, combinando hormigón impreso con césped y vegetación, mejorando de este modo, la practicidad de la vivienda.