Blog

Hormigón impreso, la mejor elección para la parcela

hormigón impreso

El último aspecto y no por ello menos importante al acabar una vivienda, es determinar el acabado de la parcela. En muchas ocasiones se nos plantean diferentes opciones, y una de ellas es el hormigón. Dentro del gran abanico de posibilidades constructivas en las que entra en juego el hormigón y sus diferentes aplicaciones, está el hormigón impreso

 

¿Qué es el hormigón impreso?

El hormigón impreso es un tipo de pavimento de hormigón al que se le aplica un tratamiento superficial mediante el sistema de estampar, crear la textura y colorear in situ el hormigón fresco.

Es un material constructivo donde se combinan diferentes elementos como cemento, arena, grava, agua y algunos aditivos específicos.

Una vez combinados, según proporciones y propiedades, se forma un material maleable con características adherentes y de gran dureza.  
 


¿Qué tipos de diseño se puede escoger para el hormigón impreso?

Hay diversidad en cuanto a moldes de hormigón impreso, entre los más recomendados y escogidos por nuestros clientes se encuentran los citados a continuación.

Espiga. Es el estilo que se compone de un camino de pequeños ladrillos, distribuidos más o menos uniformemente, formando una trenza espigada normalmente en colores claros.

Efecto Madera. En este caso, el diseño imita a la madera, proporcionando un acabado lleno de elegancia. La madera suele desgastarse con el tiempo, por lo que es necesario mantenerla de forma constante (como aplicar barnices); sin embargo, el hormigón madera no se desgasta tan fácilmente, por lo que el mantenimiento es más económico.

Sillería. Similar al ladrillo pero con baldosas, se crea un efecto típico del alicatado en las paredes, puede ser más rústico o moderno.

Piedra inglesa. Al hormigón se le aplica un molde que rasca la superficie de forma continua, así se crea un trazo de líneas uniformes sobre el solado.

Algunos de los colores más prácticos y comunes son el negro, la pizarra, color plata, arcilla, tabaco, marrón, tostado, mostaza, óxido, crema, cuero, pardo o corcho.
 

 

¿Qué duración tiene el hormigón impreso?

La duración y la resistencia a lo largo del tiempo es la mejor característica de este acabado de parcela. De forma natural puede aguantar durante años sin apenas mantenimiento, aunque se recomienda incorporar una capa de resina cada 8 años para que esté en perfectas condiciones.