Blog

Habitaciones infantiles, ¿qué cama elijo?

Habitaciones infantiles, ¿qué cama elijo?

Los dormitorios infantiles pueden ser un verdadero quebradero de cabeza si no tienes una idea clara de qué función principal buscas en ese espacio. Todo dependerá de la edad de los niños, ya que si se encuentran en un periodo en el que necesitan espacio de juego, deberás tener en cuenta dejar espacio para almacenar juguetes. Si por el contrario, lo que necesita es estudiar tranquilamente, deberás saber qué tipo de cómodo escritorio se adapta mejor.

También dependerá de las estancias que tenga la vivienda, porque si dispone de estudio-office, se puede tener en cuenta como lugar de estudio cuando el niño desarrolle su proceso de crecimiento y llegue a este momento sin necesidad de cambiar el mobiliario.

A continuación, hemos recopilado una serie de ideas clave para facilitar la organización del dormitorio infantil de la forma más eficiente posible.

 

EDAD COMPRENDIDA DE LOS 0 A LOS 5 AÑOS

En este periodo es habitual que se escoja la cuna abatible para poder convertir en los años posteriores en cama, o ya directamente una cama con barrera para evitar que los niños se puedan caer mientras duermen.

Es habitual dejar un espacio de juego con todos los juguetes junto a un buen almacenamiento para que todo quede recogido en la misma habitación.

 

EDAD COMPRENDIDA ENTRE LOS 5 A LOS 10 AÑOS

En esta franja de edad ya podemos empezar a pensar en una cama con miras de futuro, pensando que los niños se van a desarrollar progresivamente y a crecer, por lo tanto, es conveniente elegir bien el tamaño para no hacer un gasto económico innecesario.

El espacio de almacenamiento pensando en juguetes variará, porque ya no serán los mismos que en el tramo anterior. Por lo tanto, se puede plantear una cómoda para tener todo más visible y al alcance de ellos mismos.

 

 

EDAD COMPRENDIDA DESDE LOS 10 AÑOS EN ADELANTE

Aquí entramos en una edad relativamente compleja, donde los niños solicitan más atención en los estudios y es necesario un escritorio y espacio suficiente para dedicarle tiempo a los deberes y exámenes.

La cama puede ser más grande que en la anterior franja de edad, de aproximadamente 1,05m.

Si hay más de un niño en casa y las edades son relativamente parecidas, la idea de compartir habitación y colocar literas es una buena opción para ahorrar espacio y aprovechar el hueco de las camas.