Blog

Decoración otoñal para tu vivienda

Decoración otoñal para tu vivienda

El otoño es probablemente la estación más cálida del año para decorar el interior de las viviendas. Los tonos marrones y beige se adueñan de la decoración, convirtiendo la vivienda en un rincón acogedor para ver la llegada de los meses más fríos del año.

El salón recupera su protagonismo y en toda la casa se implantan colores más cálidos, tejidos más gustosos y materiales que nos confortan y abrigan. Te damos unos pequeños consejos para decorar tu casa en otoño sin tener que invertir mucho. Sin gastar demasiado, lograrás mucho.


QUÉ COLORES ELIJO PARA DECORAR EN OTOÑO

La decoración de otoño cobra protagonismo cuando empiezan a caer las primeras hojas de los árboles, convirtiendo su color natural por otros más cálidos, más anaranjados. A esta tonalidad se suman los ocres y dorados, trasladándonos a la luminosidad del verano, pero enfocado hacia los meses más fríos del año. Otra tonalidad ganadora en esta época es la apuesta por los tonos empolvados y deslavados, para convertir espacios y crear ambientes más relajados y armónicos.


COLORES TEJA, ROJIZOS Y OTROS TONOS OTOÑALES

Con un simple cambio en las fundas de los cojines, en tu salón se respirará la esencia del otoño. Los colores más intensos del verano dan paso a tonalidades más apagadas, pero con la misma fuerza. Los tonos caldera, teja, así como todas las variaciones del marrón ganan fuerza y aportan calidez. Además, funcionan estupendamente con cualquier color del sofá, blanco, beige y hasta gris.


EN OTOÑO, EL GRIS GANA ENTRE LOS NEUTROS

El blanco siempre es un comodín en la elección de colores, aunque últimamente el gris ha ido ganando posiciones. Con la llegada del otoño, nuestra mente busca colores más acordes a la época del año. Y el gris es el mejor aliado. Sobre un sofá blanco, podemos colocar diversas tonalidades de gris, a través de fundas de cojín por ejemplo. Y si al mismo tiempo añadimos una alfombra con tonos cálidos, resultará una estancia más acogedora.


EL SOFÁ, PIEZA CLAVE EN EL SALÓN

Con la llegada de septiembre y el descenso de los termómetros, se agradece tener un ligero abrigo al lado del sofá. Si los habías guardado con la llegada del calor, es hora de desempolvar las mantas más finas que tengas. Las de lino son ideales por ser un tejido fresco, pero que abriga y ofrece un tacto agradable.


MADERA, EL MATERIAL MÁS OTOÑAL

La madera es un material vivo, que se expande y contrae con el cambio de las temperaturas. Además, es un regulador natural de la humedad. Una mesa de centro de madera en su estado más natural acompañará perfectamente cualquier tonalidad escogida, para las fundas de los cojines del sofá o para los tonos de la alfombra.