Blog

Cómo debes preparar la piscina después del verano

Piscina cubierta

La clave para una piscina limpia es un agua que esté químicamente equilibrada, para evitar la creación de bacterias, algas y contaminación en general.

Ahora, durante las épocas de temperaturas bajas como otoño, invierno y el principio de la primavera, es recomendable revisar el agua y sus químicos al menos una vez cada dos o tres meses.

Aunque se tape la piscina con una lona o cubierta especial, es necesario llevar un correcto mantenimiento del agua. Así evitaremos llevarnos un susto en verano al destaparla y que el agua se conserve en buen estado durante los meses fríos para el siguiente año.

 

PASOS PARA HIBERNAR LA PISCINA

1. Limpia la piscina, usando un buen cepillo y un producto desincrustante si fuera necesario. Friega bien las paredes y pasa la barredera, dejando la piscina completamente limpia.             
 

2. Durante el invierno también es importante mantener los valores del pH entre 7.2-7.6. Para ello, analiza y controla el pH con productos específicos para ello. Si es necesario, puedes añadir un minorador o incrementador, hasta lograr el valor adecuado dentro de los parámetros.        
 

3. Deberás hacer también una cloración de choque.         
 

4. Dejar en funcionamiento el filtro.          
 

5. Tras los 4 primeros pasos, al día siguiente añade lo más importante, el producto invernador. Recomendamos consultar con un especialista en piscina, para que recomiende el mejor producto.       
 

6. Dejar en funcionamiento el filtro durante 8 horas. Así aseguraremos que el producto se distribuya perfectamente en el agua. Posteriormente, al día siguiente se deberá realizar un lavado completo del filtro.


En climas moderados, es recomendable que el filtro funcione periódicamente, siempre que sea posible.

Sobre todo, no olvides cubrir la piscina con una buena lona, teniendo en cuenta que es importante añadir el producto de invernado cada 3 meses.


¿ES IMPORTANTE EL LAVADO DE LOS FILTROS?
             
Si el indicador del filtro está situado en la franja roja, significa que el filtro está saturado. Será necesario realizar un contra lavado.

En el mediterráneo no es característico que haya lluvias torrenciales, pero en los últimos años de vez en cuando, el tiempo nos sorprende. Para ello es importante tener en cuenta que en caso de producirse una lluvia importante, es necesario realizar un tratamiento de choque con DICLORO. Después de realizar una circulación del agua durante media hora se debe controlar el cloro libre y el pH.

No olvides que preparar la piscina para el invierno es tan importante como su puesta a punto para el verano.